La imagen muestra a dos doctores (un radiólogo y un ginecólogo) observando un negativo resultado de la resonancia magnética practicada a una paciente con miomas uterinos.