La imagen muestra a una paciente tratando sus miomas con ExAblate. Está recostada boca abajo con la mitad inferior del cuerpo dentro de una unidad de resonancia magnética. ExAblate usa emisiones de ultrasonido de alta intensidad que terminan con la actividad biológica del mioma. El ultrsasonido es guiado por la resonancia magnética en tiempo real, de tal forma que los médicos tienen una precisión milimétrica en la exposión del mioma a las ondas de ultrasonido.